Alto a la violencia minera: ni legal, ni ilegal

Idioma Español
País Ecuador

Al norte del Ecuador, la parroquia Buenos Aires, resiste pacíficamente a una empresa minera que quiere extraer oro y cobre en sus montañas. Pide a las autoridades que garanticen consulta y derechos humanos y respeten la decisión comunitaria de impedir la minería. Firma la petición urgente.

Cuando se descubre oro en algún lugar, suele seguir una invasión de codicia y minería ilegal. Pobladores de La Merced de Buenos Aires se mantienen alertas y firmes en defender su territorio de más minería destructiva y contaminante pues ya se ha dañado seriamente la tierra, los ríos y la tranquila vida basada en la agro forestería.

Precisamente ahí quieren hacer una mina a cielo abierto y a gran escala. En este momento, la situación es compleja.

El pasado lunes 19 de abril del 2021, la parroquia amaneció en alerta de una nueva invasión. Por seguridad, los testimonios son anónimos. Denuncian que la empresa HANRINE, subsidiaria en Ecuador de la australiana Hancock Prospecting empezó a amedrentar a la población en un intento para entrar a la comunidad, argumentando tener toda la documentación en regla. No es así, de acuerdo a la  alerta emitida por la Coalición de organizaciones de Derechos Humanos del Ecuador, en la que se lee que, entre otros, no cuenta con permisos necesarios como el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ni ha sido aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua. Según  informe de la Contraloría General del Estado (2020), la concesión fue otorgada a la minera de oro y cobre cuando el catastro minero estaba cerrado.

El pueblo de Buenos Aires reaccionó concentrándose e impidiendo el paso en una protesta pacífica. A continuación, decidieron quedarse en vigilia indefinidamente (ver vídeo), y actualmente cumplen una semana cuidado la única entrada, sin permitir el paso de los camiones y camionetas de la empresa.

El conflicto minero está servido, como sucede a menudo con esta destructiva industria. Por favor, firma la carta urgente a las autoridades ecuatorianas y a la empresa minera para decirles que el mundo está mirando y que respeten la decisión comunitaria. 

¡Suma tu firma!

Fuente: Salvá la Selva

Temas: Minería

Comentarios