México

Dejen nuestro paraíso como está

El gobierno de México pretende construir una supercarretera que dice comunicará las ciudades de Tuxtepec y Oaxaca. Las autoridades de las comunidades zapotecas xidza de la Sierra Juárez que pueden resultar afectadas se oponen rotundamente a esta obra y están dispuestas a realizar todas las acciones necesarias para impedirlo.

Dejen nuestro paraíso como está

Bayer AG es propietaria de la fabricante de semillas genéticamente modificadas Monsanto. Foto Xinhua / Archivo

La prohibición para que Monsanto libere al ambiente, en etapa experimental, un desarrollo de algodón genéticamente modificado, fue ratificada. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró que quedará firme la decisión de un tribunal colegiado de negarle un amparo en contra de la orden emitida por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Ratifica la Corte que Monsanto no debe usar algodón transgénico

Carta desde varios rincones de un planeta herido en solidaridad con los pueblos indígenas de México

Tan sólo en los últimos días, bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador hay una nueva ola de agresiones en contra de los pueblos indígenas y de uso del poder del Estado para favorecer los intereses del mercado, como lo denunciaron en un comunicado conjunto del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Carta desde varios rincones de un planeta herido en solidaridad con los pueblos indígenas de México

Carta al Presidente: Urge frenar la privatización de nuestras semillas y proteger la biodiversidad cultural en manos campesinas. ¡No a reforma de l...

La iniciativa de reforma propuesta, plantea extender el alcance de los derechos de propiedad intelectual a las variedades esencialmente derivadas, es decir, prohíbe la práctica campesina milenaria de acriollamiento de las semillas, derivada de su libre uso, selección, intercambio y cruzamiento de variedades tanto nativas como mejoradas, con el fin de obtener variedades mejor adaptadas a las necesidades y condiciones culturales y agroecológicas de cada contexto de producción campesina. A su vez, amplía el material protegido a la cosecha y a los productos fabricados de la cosecha. Actualmente se limita al material de propagación (la semilla), lo cual impacta en el control privado de los múltiples posibles aprovechamientos derivados de las propiedades de cada variedad vegetal, como son medicamentos, combustibles, materiales, entre otros.

Carta al Presidente: Urge frenar la privatización de nuestras semillas y proteger la biodiversidad cultural en manos campesinas. ¡No a reforma de l...

Muestra de variedades de maíz. En la fila superior, de izquierda a derecha: Rojo, Coralillo, Amarillo y maíz de ajo de hojas blancas y granos multicolores. En la fila inferior, Sangre de Cristo, Morado, Pinto rojizo y Rosa. ANA HOP

Elena Reygadas, cocinera de Rosetta, en Ciudad de México, reflexiona sobre una planta que fue seleccionada por campesinos hace miles de años a partir de pastos salvajes.

La historia del maíz, la obra maestra que cultivó Mesoamérica

Foto: Moce Yax Cuxtal

Sin permisos ambientales, estudios ni programas de reubicación de flora y fauna silvestre, iniciaron los trabajos de desmonte y deforestación en la selva virgen de Playa del Carmen, Quintana Roo, para construir el Tramo 5 del megaproyecto federal del Tren Maya, denunció la organización Moce Yax Cuxtal.

Destruyen selva en Quintana Roo para nueva ruta del Tren Maya

¿Quién gana con las importaciones de maíz?

México es el mayor importador mundial de maíz, lugar que ocupó por primera vez en 2017. Es un dato preocupante por la dependencia que sugiere, y suena absurdo por ser México el centro de origen del grano y uno de los países donde su consumo para alimentación de la población es de los más altos del planeta. Pero si miramos la realidad detrás del dato, hallamos que a quien alimenta ese maíz importado no son personas, sino ganancias de trasnacionales de la industria agrícola y pecuaria, que todo el tiempo pujan por aumentar sus lucros, a despecho de los graves impactos que causan a la salud, el ambiente, la economía nacional y las economías campesinas y populares.

¿Quién gana con las importaciones de maíz?

Foto: Eliana Acosta

Suelo repetir que en México, sobre todo las comunidades originarias (y los movimientos que de ellas se derivan), tejen y destejen su brega cotidiana mientras ejercen luchas indispensables, luchas impostergables, inevitables (que guardan en su fertilidad un futuro que tarde o temprano asomará).

Pueblos Unidos: la defensa del agua como ámbito de comunidad